Ir al contenido ↓ Ir al menú ↓


Búsqueda

Seleccione el tamaño de letra que desea para la página:


Viernes 25 de abril de 2014


Situación actual en la web:
Olvera > Ayuntamiento > Bandera Municipal

Bandera Municipal

BANDERAOLVERAEl 4 de de Julio de 1998 es un día significativo en los anales de la historiografía local porque entra en vigor el Decreto de 9 de Junio del Presidente de la Junta de Andalucía, D. Manuel Chaves González, por el que se autoriza al Ayuntamiento para adoptar su Bandera municipal.

    En el expediente correspondiente prestaron su total conformidad todos los grupos políticos municipales, PSOE, PP, CIP e IU-LV-CA. La iniciativa la tuvo la Candidatura Independiente de Progreso (CIP), que por medio de su entonces portavoz Cristóbal Reina Rendón dió cuenta de la propuesta sobre institucionalización de un Bandera municipal, en el Pleno celebrado el 4 de Julio de 1996

    Tras diversas gestiones, se llega a la importante reunión de 12 de Mayo de 1997, que presidió el entonces alcalde Francisco Párraga Rodríguez y a la que asistieron los señores Párraga Pérez (PP), Jiménez Gómez (CIP) y Rendón Ramos (IL-LV-CA), así como D. Pedro Rodríguez Palma, Secretario del Ayuntamiento, quien presentó un estudio jurídico e histórico, como base de partida para organizar la Bandera de Olvera.  Se llegó a un total acuerdo sobre el proyecto, que siguió su curso normal hasta ser aprobado, con carácter inicial y además por unanimidad en el Pleno de 28 de Julio de 1997. La aprobación de forma definitiva tuvo lugar por Decreto de 9 de Junio de 1998 del Presidente de la Junta de Andalucía, publicado en el BOJA del día 4 de Julio del mismo año.

Los principios inspiradores de la Bandera son:

1.- Tradición histórica. La bandera recoge el pasado histórico de nuestro pueblo, perpetuando en ella los hechos más relevantes y peculiares que han sucedido en Olvera. Este princio no tiene límite temporal y por ello comprende el presente, llegando incluso a recoger las aspiraciones futuras de la ciudad.
2.- Unidad. Es la primera finalidad, que todos quedemos integrados en ella. Solo habrá una bandera para todos. No será exclusiva ni excluyente de nadie.
3.- Consensualidad. Todos los trámites han sido consensuados por los grupos políticos sin que existiera voz discrepante. Por otro lado se abrió una información pública para las personas que deseran participa con su opinión.
4.- Unanimidad. En virtud del consenso obtenido, todos los acuerdos los adoptó el ayuntamiento  por unanimidad.
5.- Permanencia. La Bandera de Olvera tendrá una estabilidad en el tiempo. Precisamente porque se quiere que perdure, la Bandera se asienta sobre unas bases sólidas, sobre estos principios que comentamos. Igualmente los colores facilitarán también esta permanencia.

    Consecuentemente con los cinco principios expuestos, se han determinado los colores que ostenta nuestra Bandera: celeste, blanco y verde. Estos tres son los colores históricos de Olvera. No se escogen por bonitos, ni porque combinen mejor, sino porque son los tradicionales, los nuestros. A cada color se le dá el mismo tratamiento, la misma importancia, de ahí que las franjas tengan idéntica anchura. El orden de colocación de izquierda a derecha, obedece a razones puramentes cronológicas.
   
    Sobre el color blanco, centrado en la Bandera, se ha incorporado el Escudo municipal, para significar y resaltar la antiguedad de nuestro municipio.

1.- Celeste. El medio natural donde se encuentra asentada la localidad ofrece, casi todo el año, un color celeste, con el cielo olvereño, que influye notoriamente en el paisaje urbano y rural, del que resulta inseparable.
    Por otro lado es color mariano, vinculado a la Virgen María, pricipalmente en su advocación de Inmaculada Concepción. La tradición mariana olvereña se ha basado en imágenes tan veneradas como las desparecidas de Caños Santos, del Carmen y del Socorro, perdurando en Ntra.Sra. de los Remedios, Patrona de la ciudad. Este sentimiento devoto del pueblo, manifestado durante tantos años, se ha querido recoger también en nuestra bandera.
2.- Blanco. Por ser el símbolo de la paz. Nuestro pasado árabe terminó a finales de Julio de 1327. Ibraim-ibn-Utman tremoló un blanco pendón en la plaza de armas del castillo, en señal de rendimiento ante el asedio a que sometía la fortaleza olvereña el joven rey castellano Alfonso XI.
     El blanco, la paz, figuró en el antiguo escudo municipal de Olvera, bajo el lema "De mi saldrá la paz" y aparece en el actual con la leyenda "De mi sale la paz"
    Otra razón justificativa del color blanco es de tiempos recientes. En 1969 Olvera, por el predominio de la cal en los edificios y de la luz transparente de su ambiente, fué incluida en la llamada Ruta de los Pueblos Blancos.
3.- Verde. Olvera ha sido un pueblo tradicionalmente agrícola y ganadero, en cuyos campos destaca el color verde. En sus tierras trabajó de siempre el olvereño y a su esfurzo se le dedica un recuerdo, integrando el verde en la Bandera municipal.
    Por otro lado, este color es simbolo de esperanza y se dijo antes que que la Bandera olvereña quiere tener una proyección de futuro, al recoger también las aspiraciones locales. El verde significa, pues, la esperanza de Olvera en su futuro.

    Finalmente, conviene recordar que tanto el blanco como el verde, fueron colores de las banderas y pendones de nuestros antepasados musulmanes, de ahí que hayan quedado integrados en la bandera de Andalucía.

    La presentación oficial de la Bandera olvereña fué a las doce horas del día 14 de Marzo de 1999


Texto extraido del libro "Historias de  Olvera" de  D. Pedro Rodríguez Palma,  Cronista oficial de Olvera




Ir al comienzo ↑

Información de contacto

Olvera
Plaza del Ayuntamiento, 1
CP 11690 - Olvera